La extraña pareja: S.20/S.21 Composite

Short-Mayo S.20/S.21 CompositeSin escala desde Dundee (Escocia) hasta Alexander Bay (Sudáfrica), con un vuelo de 9.728 kilómetros, realizados en 42 horas y 5 minutos. Esta espectacular singladura se inició el 6 de octubre de 1938, y sus protagonistas fueron no uno, sino dos aviones, unidos en uno de los proyectos más ambiciosos de la aviación comercial: el Short-Mayo S.20/S.21 Composite. Un proyecto que en una época tan dorada de la aviación como los años de preguerra, en la que el Imperio Británico se encontraba en el punto más alto de su apogeo y en la que su vanidad era tan grande como los territorios que administraba, la era de los Empire Boats, en el que cualquier proyecto podría tener cabida.

En 1935, el gobierno británico decidió mandar construir una flota de nuevos aviones comerciales que pudieran transportar mercancías (preferentemente correo) a través de los territorios del Imperio, lo que significaba, en definitiva, por todo el mundo. Imperial Airways, la compañía estatal que estaba especializada en unir comercialmente todos los puntos del Imperio, había evaluado correctamente el potencial del transporte aéreo intercontinental y preveía un inmenso y rápido desarrollo, por lo que fijó las especificaciones que debería cumplir rigurosamente el nuevo avión. Debería tratarse de un hidroavión capaz de transportar con comodidad a 28 personas y 1.000 kilos de correo, una velocidad de crucero de 250 kilómetros hora y una autonomía de 1.100 kilómetros. La compañía Short Brothers, el mejor fabricante de hidroaviones del Reino Unido, aceptó el reto y tras numerosas dificultades, diseñó un enorme hidroavión de casco central con flotadores estabilizadores laterales y propulsado por cuatro radiales Bristol Pegasus.

Uno de los primeros S.23 entregados a Imperial Airways fue este Caledonia. Estos hidroaviones demostraron unas excelentes prestaciones, en particular con un tiempo de despegue a plena carga de solo 21 segundos (fuente: engrailhistory.info)

Uno de los primeros S.23 entregados a Imperial Airways fue este Caledonia. Estos hidroaviones demostraron unas excelentes prestaciones, en particular con un tiempo de despegue a plena carga de solo 21 segundos (fuente: engrailhistory.info)

El primer S.23 Empire Boat se elevó al aire el 4 de julio de 1936 y los resultados fueron satisfactorios, efectuándose a partir de ese momento las entregas de éste y los otros 27 ejemplares, hasta completar el pedido de Imperial Airways. Los enlaces regulares empezaron en 1937, y partir de ese momento, los Empire Boats se convirtieron en un éxito comercial y en el símbolo, junto a los hidroaviones norteamericanos Clipper, de toda una época. Tan solo la guerra acabó con su exitosa carrera pero no con su fama.

El S.23 Casiopea. Todos los Empire Boats fueron bautizados con nombres iniciados en C, de ahí su denominación como "C Class". Este ejemplar se estrelló en Filipinas en 1941 (fuente: baaa-acro.com)

El S.23 Casiopea. Todos los Empire Boats fueron bautizados con nombres iniciados en C, de ahí su denominación como “C Class”. Este ejemplar se estrelló en Filipinas en 1941 (fuente: baaa-acro.com)

Paralelamente a todo esto, surgían diversas teorías que permitieran ampliar significativamente el radio de acción de los aeroplanos de la época. Ya en un anterior post, “Luftwaffe de bajo consumo” en que mencionamos los servicios postales de Lufthansa en el Atlántico Sur de antes de la guerra, se comentaba como los vapores alemanes llevaban hidroaviones que, lanzados mediante catapulta, entregaban correo postal con un ahorro de tiempo significativo. Los británicos plantearon, sin embargo otra alternativa: utilizar un gran hidroavión, adaptado para el nuevo cometido, que transportaría exteriormente un avión de menores dimensiones y equipado para el transporte postal. Este último se desprendería, una vez alcanzada la altitud operativa. Esta idea fue desarrollada por el director técnico de Imperial Airways, Robert Hobart Mayo, para lo cual se desarrolló una sociedad específica, la Mayo Composite Aircraft Co. Ltd. con el fin de gestionar el proyecto, encargándose a la compañía Short Brothers Ltd. la construcción de los dos aeroplanos protagonistas.

Cargando a Mercury sobre el lomo de Maia en el puerto de Southampton en 1938 (fuente: daveg4otu.tripod.com)

Cargando el Mercury sobre el lomo del Maia en el puerto de Southampton en 1938 (fuente: daveg4otu.tripod.com)

El avión superior, denominado Short S.20 Mercury era un aerodinámico hidroavión monoplano de ala alta y dobles flotadores, propulsado por cuatro motores lineales de 16 cilindros en H refrigerados por aire Napier Rapier VI. En cuanto a su avión portador, denominado Short S.21 Maia, era una modificación de la célula original de los S.23 anteriormente mencionados, con refuerzos estructurales y soportes añadidos para llevar a cabo la labro de avión lanzador. Ambos aviones fueron construidos y probados por separado, efectuándose los primeros test de prueba a mediados de 1937. El 20 de enero de 1938 ambos aviones volaron juntos y el 6 de febrero, el Mercury se desprendió del Maia.

Por fin, el primer intento de enlace comercial en la ruta del Atlántico Norte se produjo el 21 de julio de 1938. El S.20/S.21 Composite despegó de Foynes (Irlanda) pilotado por los comandantes Wilcockson (Maia) y Bennett (Mercury) y tras un largo despegue y una más lenta subida hasta la altitud operativa con los ocho motores rugiendo a tope, el pesado conjunto inició su vuelo transcontinental, con destino a Canadá. El Mercury, con 272 kilos de mercancías y correo postal se desprendió de su lanzador y tras 20 horas y 20 minutos, alcanzó Boucherville, cerca de Montreal. En octubre de aquel mismo año se realizó un segundo vuelo experimental, esta vez hacia Ciudad del Cabo y tras 42 horas de vuelo, el Mercury alcanzó Sudáfrica, aunque no Ciudad del Cabo por falta de combustible.

Espectacular imagen en que ambos aviones se separan para iniciar vuelo por separado. Maia y Mercury operaron juntos solo en dos travesías, ambas en 1938.

Espectacular imagen de un vuelo de prueba en que ambos aviones se separan para iniciar vuelo por separado. Maia y Mercury operaron juntos solo en dos travesías, ambas en 1938.

Ambos vuelos demostraron la viabilidad del proyecto, aunque aquellos fueron los últimos que ambos efectuaron juntos: las nubes de guerra que se atisbaban en el horizonte impidieron un adecuado desarrollo y perfeccionamiento de la idea, en sí y como hemos visto, muy brillante y con muchas posibilidades. Ambos aviones continuaron sus carreras operativas en solitario, aunque ninguno sobrevivió a la guerra. Lo curioso es que durante el conflicto, el concepto de dos aviones en vuelo solidario fuera utilizado por los alemanes en sus famosos Mistel, formados por un bombardero Junkers Ju 88 y un caza Messerschmitt Bf 109F o Focke Wulf Fw 190A, aunque en este caso con unas intenciones algo más oscuras: el bombardero, relleno de explosivos, era dirigido hasta el objetivo por el caza, del que se desprendería al alcanzar un punto de lanzamiento adecuado. Más aún, la NASA modificó dos Boeing 747-100 para transportar al transbordador espacial, denominándolos Shuttle Carrier Aircraft (SCA). En los primeros vuelos de prueba, el transbordador era liberado del SCA durante el vuelo, y el transbordador se deslizaba para aterrizar bajo control propio. También la URSS desarrolló un programa de pruebas similar para su malogrado transbordador Buran: el mastodóntico Antonov An-225 Mriya, se diseñó para transportar en su lomo al ingenio espacial. En suma, nuevas aplicaciones de una misma, e interesante idea…

El Boeing 747 Shuttle Carrier Aircraft con el transbordador espacial Endeavour despega para su traslado al Kennedy Space Center en Florida. (Fuente: NASA.gov)

El Boeing 747 Shuttle Carrier Aircraft con el transbordador espacial Endeavour despega para su traslado al Kennedy Space Center en Florida. (Fuente: NASA.gov)

Especificaciones (Short S.21 Maia)

  • Origen: Short Brothers Ltd.
  • Planta motriz: 4 motores radiales de 9 cilindros refrigerados por aire Bristol Pegasus XC, de 920 Hp de potencia unitaria al despegue.
  • Dimensiones: Envergadura: 34,75 m. Longitud: 25,88 m. Altura: 9,95 m.
  • Pesos: Vacío: 11.224 kg. Máximo al despegue: 17.237 kg.
  • Prestaciones: Velocidad máxima: 322 km/h. Velocidad de crucero: 265 km/h a 1.524 m. Techo de servicio: 6.100 m. Alcance máximo: 1.368 km.
  • Tripulación: 3
  • Pasajeros: 18

Especificaciones (Short S.20 Mercury)

  • Origen: Short Brothers Ltd.
  • Planta motriz: 4 motores lineales de 16 cilindros en H refrigerados por aire Napier Rapier VI, de 370 Hp de potencia unitaria al despegue.
  • Dimensiones: Envergadura: 22,25 m. Longitud: 15,53 m. Altura: 6,17 m.
  • Pesos: Vacío: 4.610 kg. Máximo al despegue: 7.030 kg.
  • Prestaciones: Velocidad máxima: 341 km/h. Velocidad de crucero: 290 km/h a 3.050 m.  Alcance máximo: 6.275 km.
  • Tripulación: 2
  • Carga útil: 450 kg.

Bibliografía consultada:

VV.AA (1992). Crónica de la aviación. Barcelona: Plaza & Janés.

Angelucci, E.; Matricardi, P. (1979). Aviones de todo el mundo. Tomo V: Modelos civiles desde 1935 a 1960. Madrid: Espasa-Calpe.

Empire Flying Boats. En: Eng Rail History.2012. Disponible en: http://www.engrailhistory.info/e003.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s