El rompetanques de Rudel: Junkers Ju 87 G

Hermosa recreación pictórica de uno de los famosos Junkers Ju 87G-1 "Stuka-cañón"

Hermosa recreación pictórica de uno de los famosos Junkers Ju 87G-1 “Stuka-cañón”

Stuka, quizá la palabra más utilizada en cualquier medio para explicar, junto a Blitzkrieg, que supuso en la historia del mundo en general y de la guerra en particular, la irrupción de Alemania en la Segunda Guerra Mundial. La primera complementaba a la segunda y a la vez, la enmarcaba, porque si hay alguna imagen que un estudioso, aficionado o simple lector, tiene de aquellas fuerzas armadas que fueron, y siguen siendo en conjunto, el mejor ejército de la historia, es la de un Ju 87 Stuka bombardeando en picado a despavoridos soldados en tierra. Stuka (abreviatura de Sturzkampfflugzeug, bombardeo en picado) significa potencia aérea, destrucción e imbatibilidad. Indudablemente cuesta mucho aportar ideas nuevas acerca de un avión sobre el que técnica, propagandística y etnológicamente se ha escrito mucho, pero con la modestia que nuestros conocimientos nos permiten, recordaremos la versión que sublimara el concepto de ataque a tierra, y la compenetración entre hombre y máquina cuando ésta se encontraba pilotada por un verdadero prodigio en el aire: Hans-Ulrich Rudel, El águila del Frente Oriental.

Sigue leyendo

Anuncios

Super Étendard y Exocet: binomio letal en Malvinas (y II)

4 de mayo de 1982. Augusto Bedacarratz y Armando Mayora lanzan los mortíferos Exocet desde sus Super Étendard en busca de su objetivo: el HMS Sheffield

4 de mayo de 1982. Augusto Bedacarratz y Armando Mayora lanzan los mortíferos Exocet desde sus Super Étendard en busca de su objetivo: el HMS Sheffield

Hablábamos en el anterior post sobre el tema de los condicionantes previos, contexto y desarrollo del conflicto de las Malvinas antes de la entrada operativa del Exocet. Gran Bretaña, decidida a recuperar aquel remoto archipiélago a cualquier precio por razones de prestigio internacional, pero también geoestratégicas y económicas, había arrinconado a la Flota Argentina tras el contundente hundimiento del ARA General Belgrano. Los argentinos contaban con una sola baza para mantener en su poder el territorio: la aviación, que desesperadamente trataba de rechazar la flota de invasión que inexorablemente se dirigía a aquel remoto paraje. Con la moral bajo mínimos y la necesidad de dar un golpe que reforzara la confianza y que vengara el hundimiento del Belgrano, era el momento, de sacar a la luz el último cartucho que quedaba disponible a los militares australes: el sistema de armas Super Étendard/ExocetSigue leyendo

Super Étendard y Exocet: binomio letal en Malvinas (I)

El merecido descanso del viejo guerrero. El Super Étendard A-202 reposa en el Museo Aeronaval Comandante Espora de Bahía Blanca con un mortífero Exocet en su plano derecho (Fuente: Sergio García Pedroche)

El merecido descanso del viejo guerrero. El Super Étendard A-202 reposa en el Museo Aeronaval Comandante Espora de Bahía Blanca con un mortífero Exocet en su plano derecho (Fuente: Sergio García Pedroche)

Tantísimo se ha escrito sobre el poder intrínseco y propagandístico de la combinación del cazabombardero francés Dassault-Breguet Super Étendard con el misil antibuque Exocet que es difícil aportar nuevas ideas o conclusiones sobre estos mortíferos ingenios bélicos. Sin embargo, continúa siendo un atractivo tema de análisis en los círculos de profesionales militares o aficionados a la tecnología militar y a la aviación. Quizá, como la irrupción de los arqueros ingleses ante la caballería pesada francesa en Crécy en 1346, la moderna infantería móvil española del Gran Capitán en las campañas de Italia a comienzos del siglo XVI, la artillería turca en el sitio de Constantinopla en 1453 o el carro de combate en la batalla del Somme de 1916, verdaderamente la aplicación práctica de este preciso proyectil antibuque supuso una terrible sorpresa para el ejército rival, en este último caso, sorpresa para la Royal Navy, un 4 de mayo de 1982…
Sigue leyendo