Aviación y Cine (XII): El último vuelo de “El arca de Noé”

El último vuelo del arca de NoéPara ver esta película hacen falta tres cosas: Una tarde soporífera, un bol de palomitas y una afición desmedida por los aviones. Buscando entre filmografías antiguas, encontré esta curiosidad de la factoría Disney que vi hace ya una importante cantidad de años. Supone ver la suficientemente entretenida historia con una misionera, un piloto de mala reputación por sus deudas y un par de niños huérfanos. Y por supuesto, un avión. Pero en este caso, no un avión cualquiera, sino uno de los iconos de la historia de la aviación: El Boeing B-29 Superfortress. Martillo ejecutor de la destrucción de las ciudades japonesas desde 1944, uno de ellos (el Enola Gay) tuvo el dudoso honor de meter a la humanidad en la era nuclear. Es significativo que fuera él, ya que la Superfortaleza volante es una de las más formidables armas de la Segunda Guerra Mundial…

Sigue leyendo

El carro del diablo: Mil Mi-24

mi-24-s. El carro del diabloAfganistán, años 80. El ejército soviético libraba su particular Vietnam ante la guerrilla islámica afgana. Cuando los muyahidines se enfrentaban a las tropas soviéticas en aquel sangriento conflicto, quizá una de las peores sorpresas que recibieron fue la aparición de este pesado helicóptero de ataque. Tan destructivos resultaban sus ataques y tan difícil de derribar resultaba, que eligieron el mejor apodo para esta temible máquina: El carro del diabloSigue leyendo

Aviación y cine (XI): ¡Viven!

Vivenscreenport13 de octubre de 1972. Un Fairchild Hiller FH-227D de la Fuerza Aérea Uruguaya con 40 pasajeros, entre ellos el equipo de rugby Old Christians, formado por alumnos del colegio uruguayo Stella Maris y cinco tripulantes sobrevuela la cordillera de los Andes, en vuelo instrumental, metido en un mar de nubes a la altura de Mendoza, Argentina, a 3500 metros sobre el nivel del mar, en ruta hacia Santiago de Chile. De pronto,la niebla se abrió, al tiempo que los pilotos vieron cómo su aeroplano se dirigía de frente contra un alto farallón de piedra. El Sistema Anticolisión de A Bordo (TCAS) activó la alarma de colisión y el terrible mensaje “Pull Up” inició su parpadeo. Sin tiempo para buscar explicación del error de navegación cometido, ambos pilotos aceleraron al máximo las dos turbinas Rolls Royce Dart del avión y con todas sus fuerzas tiraron hacia arriba para intentar esquivar aquella pared como fuera…

Así comienza la famosa odisea de unas personas valientes que, en medio de una terrible tragedia fueron capaces de demostrar al mundo donde estaba el límite de la resistencia y la superación del ser humano… Sigue leyendo

Aviación y Cine (X): Always

always_1989_580x865_27407Es difícil que en una película romántica un montón de escenas de aviones hagan un buen papel en el argumento. A veces, sin embargo, la cosa cuaja bien. Algún día hablaremos de Top Gun, pero para este post prefiero detenerme en esta rara avis de Steven Spielberg y hablar de los protagonistas de acero que aquí salen en esta inclasificable cinta de 1989. Porque Always es, a la vez y no por ese orden, un drama romántico, una película de ciencia ficción, una comedia de fantasmas y una película de acción. Y lo más importante de todo: aviones. Bonitos, metálicos y pulidos aviones. Sigue leyendo

Aviación y cine (IX): Aviones (Planes)

aviones_poster_01El pasado 14 de Agosto se estrenó en las salas españolas la película de animación Aviones, la última cinta de la factoría Disney y Spin-off de la saga Cars, posiblemente una de las mejores y más sorprendentes muestras del género en estos últimos años, aunque en esta ocasión no sea responsabilidad directa de la firma Pixar, aunque figure como productor John Lasseter. La historia de Rayo McQueen y sus amigos, fuera en el decrépito pueblo de Radiator Springs o en asuntos de altas esferas, como vimos en su secuela, caló hondo en el público infantil (y otros no tanto) ya que aportaba, no ya a animales o seres imaginarios, sino a máquinas, un toque humano y una profundidad dramática de los personajes realmente inigualable, sin perder esas características que cada automóvil tiene y que los aficionados al motor saben (sabemos) valorar: cómo suena cada propulsor, cómo gira y qué virtudes y defectos tiene… Sigue leyendo

Aviación y Cine (VIII): Los aviones de Indiana Jones

Indy-Lastcrusade01La trilogía de Indiana Jones continúa siendo para mí uno de los recuerdos más queridos y añorados de la adolescencia. Digo sin temor a equivocarme trilogía, porque aquella pálida continuación (Indiana Jones y el Reino de la calavera de cristal) no llega a funcionar, ni de lejos, en el universo mágico del Doctor Jones, recaudaciones millonarias aparte. Por algo será que es la única en la que apenas se hacen bonitos guiños a la aviación… Sigue leyendo

Aviación y cine (VII): Con Air (Convictos en el aire)

con_airport01Otro producto de la inagotable factoría Bruckheimer, especializada en explosiones, deflagraciones y detonaciones de todo tipo fue la entretenidísima, a la vez que inverosímil Con Air: convictos en el aire (Simon West, 1997). Protagonizada por el sobrinísimo de Coppola, Nicholas Cage y el también irregular John Cusack cuenta la truculenta historia de un avión destinado al transporte de prisioneros de extrema peligrosidad que es secuestrado por los presos, cuya mente pensante es el malo malísimo John Malkovich (este sí que es regularmente bueno actuando). La prisión aérea o “Jailbird” utilizada para trasladar a estos siniestrísimos hampones, un Fairchild C-123K Provider.
Sigue leyendo